Noticias Destacadas
Inicio / Actualidad / Condenan a los padres de “Turrón” por los crímenes de su hijo

Condenan a los padres de “Turrón” por los crímenes de su hijo

Esto no es para festejar, es algo muy doloroso. Pero al menos sentimos alivio. Sabemos que nuestro hijo va a descansar en paz y que esta gente no va a seguir en la calle, arruinando vidas”. Adriana Rodríguez, mamá del policía federal Ezequiel Alifraco, asesinado durante un robo, resumió sus sensaciones luego de escuchar el veredicto contra la banda que mató a su hijo. Las condenas no sólo alcanzaron a los asaltantes que participaron del homicidio, sino a otros dos integrantes fundamentales: los padres de Maxi “Turrón”, el adolescente señalado como el autor material del crimen. Para la Justicia, ambos incentivaban a su hijo a robar.

El veredicto fue leído este viernes por el Tribunal Oral N° 3 de Lomas de Zamora. Jésica “La Rubia” González (33), mamá de “Turrón”, fue sentenciada a siete años de cárcel. Podrá cumplir la pena en su casa, ya que está embarazada y tiene otros cinco hijos. A su ex marido, César Gustavo “Papilo” Aguilera (35), lo condenaron a nueve años de prisión y se retiró esposado de los tribunales. No será su primera experiencia tras las rejas: cuando su hijo mató a Alifraco, él estaba detenido en Olmos por una causa de piratería del asfalto.

Condenan a los padres de "Turrón" por los crímenes de su hijo

César Gustavo Aguilera, padre de “Turrón”, fue condenado a nueve años de cárcel.

La investigación contra la banda comenzó tras el crimen del policía, cometido en febrero de 2015 en Villa Jardín, en el partido bonaerense de Lanús. Sin embargo, las intervenciones telefónicas revelaron una larga lista de delitos: más asaltos y al menos cinco homicidios.

 

Las escuchas incorporadas al expediente también comprometieron a los padres de “Turrón”. El adolescente, que en el momento del crimen tenía 15 años, mantenía conversaciones cotidianas con su papá mientras estaba prófugo. En las charlas telefónicas, “Papilo” le daba consejos sobre cómo planificar un robo y hasta se encargaba de conseguirle “mano de obra” para sus golpes“Esperá que están por salir un par de pibes y algo va a pintar, Maxi. Y tampoco te vas a ir a regalar con guachos que después te mandan en cana”, le advertía a su hijo en uno de los diálogos.

Condenan a los padres de "Turrón" por los crímenes de su hijo

Ezequiel Alifraco policía de la Federal asesinado durante un robo, en febrero de 2015. Lo mataron frente a su hijo de seis meses.

Haciendo uso de su experiencia en el mundo del delito, Aguilera también le buscaba contactos al menor para que vendiera una escopeta. A cambio, le pedía marihuana.

-Aguilera: ¿La querés vender la Ithaca esa vos? ¿Cuánta plata querés?

-“Turrón”5 lucas

-Aguilera: Bueno. Si yo te la hago vender ¿me tirás algo a mí?

-“Turrón”: Te doy una luca.

-Aguilera: ¿5.000 y me das una luca a mí? Bueno, aguantame hasta las 7, 8 que veo.

-“Turrón”: Dale, pá.

-Aguilera: Nah, igual no quiero una luca, con que me compres un buen pedazo de porro, fue. Y dale $ 200 a la piba para que viaje.

En el caso “La Rubia”, las intervenciones telefónicas determinaron que estaba al tanto de cada uno de los movimientos de su hijo. Y hasta mostraba orgullo por sus crímenes. Las escuchas también derrumbaron la imagen que “La Rubia” intentó construir en septiembre de 2015, cuando su hijo se entregó por el homicidio del policía.

González, en recorrida mediática, aseguró que ella se lo había aconsejado porque tenía miedo de que lo mataran y negó conocer lo que hacía su hijo. Pero en las charlas hacía referencias a los asesinatos cometidos por “Turrón” y se obsesionaba por el destino del arma con la que mataron a Alifraco. La pistola había sido descartada durante la primera detención del adolescente, en el entierro de su abuela, y varios se adjudicaban su propiedad. “Ese fierro lo robó mi hijo, él solo fue y puso el pecho, que fue cuando mató al gendarme para sacarle ese fierro, estaba solo él”, remarca en diálogo con un amiga identificada en la causa como “Vero”.

Junto a González y Aguilera fueron declarados culpables otros cuatro integrantes de la banda, entre ellos los dos jóvenes que acompañaron a “Turrón” el día del homicidio del policía y de otros violentos ataques a tiros contra sus rivales.

El único que no estuvo sentado frente a los jueces fue el propio “Turrón”. Por tener 15 años al momento del crimen de Alifraco, el menor fue declarado inimputable. Un juez decidió mantenerlo en un instituto hasta que cumpla los 18 años. Esa fecha llegará en septiembre. “Después de lo que le pasó a mi hijo no le tengo miedo a nada. Pero siento mucha impotencia, porque lamentablemente cuando salga en libertad va a seguir haciendo lo de siempre: robar y matar porque sí”, explicó a Clarín Adriana, madre del policía asesinado.

Los otros condenados

Claudio Gumucio (24)

“Musambe” fue condenado a reclusión perpetua, por lo que no podrá acceder a ningún tipo de beneficio. Fue el primer detenido por el crimen de Alifraco: cayó mientras viajaba en remís para alquilar una casa. Desde la cárcel, a través de su hermano, amenazó por teléfono a uno de los testigos del juicio.

Damián Gumucio (22)

En Villa Jardín todos lo conocen como “Bebu”. También fue condenado a reclusión perpetua. Al igual que “Musambe”, su hermano, llegó preso al juicio:lo atraparon en 2015 en la terminal de Puente La Noria, cuando se preparaba para escapar en un micro de larga distancia.

Soledad Ayala (40)

“La Quemada” fue condenada a 9 años de cárcel por “asociación ilícita” y “tenencia de arma de guerra”.Según la Justicia, era una segunda madre para los condenados. Su hijo, “Tumberito” (apodado así porque nació en Olmos, donde su mamá cumplía una condena), también era parte de la banda.

Daiana Soledad Galeano (27)

Es la novia de “Musambe”. La condenaron a seis años por “asociación ilícita”. Para la Justicia era la encargada de esconder armas y encubrir a los condenados. También le concedieron el arresto domiciliario: cada 15 días deberá presentarse en la fiscalía para no perder el beneficio.

Comments