Noticias Destacadas
Inicio / Actualidad / Pepsico: los trabajadores despedidos cortan 9 de julio y Corrientes y un fiscal los intimó a liberar el Metrobus

Pepsico: los trabajadores despedidos cortan 9 de julio y Corrientes y un fiscal los intimó a liberar el Metrobus

 

rabajadores de PepsiCo, cuya planta de Vicente López cerró el mes pasado para trasladar sus actividades a Mar del Plata, se concentran desde esta mañana en el Obelisco porteño “contra los despidos y cierres” de fábricas y cortan las avendias 9 de julio y Corrientes, por lo que un fiscal porteño los intimó a liberar los carriles del Metrobus.

Los trabajadores de PepsiCo fueron intimados por la Fiscalía 37 de la Ciudad de Buenos Aires a desalojar los carriles del Metrobus en la avenida 9 de julio, que mantienen cortados en forma ininterrumpida desde esta mañana, cuando iniciaron cerca de las 7.30 una jornada de protesta en el Obelisco que se extendió sobre la avenida Corrientes.

Así lo confirmó el delegado de la planta que cerró el mes pasado, Camilo Mones en el sitio La Izquierda Diario a la vez que indicó que persistirán con el corte y que luego marcharán hacia el Congreso de la Nación “por los puestos de trabajo, para que se reabra la planta y para que no haya represión”.

Acompañados por agrupaciones de izquierda y dirigentes políticos, los trabajadores reiteraron el reclamo porque “la empresa se encuentra en plena ilegalidad al no acatar el fallo de la Cámara Nacional del Trabajo”, que ordenó la reincorporación de una decena trabajadores.

La jornada de protesta se inició pasadas las 7.30 alrededor del Obelisco con la llegada de las primeras agrupaciones políticas que acompañan el reclamo de los trabajadores, como el Partido Obrero y el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), por el momento con escasa presencia policial.

Desde las 8, los manifestantes iniciaron un corte de la avenida 9 de julio y tenían previsto trasladarse al Congreso, donde tienen instalada una carpa desde el 18 de julio último.

La multinacional Pepsico Argentina, había anunciado el 20 de junio pasado el cese de las operaciones de la planta de snacks ubicada en la localidad bonaerense de Florida, en Vicente López, donde trabajaban 536 personas, a quienes se les ofreció una doble indemnización que no fue aceptada por la totalidad de los empleados, que resolvieron permanecer en la planta y fueron desalojados el 13 de julio pasado.

Según puntualizó esta mañana en declaraciones a radio Rivadavia el delegado Camilo Mones, del total de trabajadores, 250 no aceptó el ofrecimiento de la empresa y son los que encabezan la jornada de protesta.

Comments