Una explosión casera sorprendió a los empleados de la planta de una de las sedes del Correo Argentino, en Esteban Echeverría. El saldo de la detonación fue de dos heridos leves y algunos destrozos dentro del lugar.

El hecho ocurrió poco después de las once de la noche del martes en el local ubicado en las calles Cervitti y Fair, en El Jagüel.

 La explosión se produjo dentro de una encomienda en caja de cartón ubicada en la playa de distribución. Un empleado tomó una bolsa que cargaba la caja y la lanzó contra uno de los rincones de la playa: al caer contra el suelo se produjo el estallido de inmediato.
Como resultado del siniestro, el empleado Luis Núñez, de 42 años, sufrió heridas leves en su hombro izquierdo y Jorge Alberto Guadini, de 62, padeció aturdimiento.

Los investigadores que analizaron el lugar encontraron en la playa un caño de metal de unos 30 cm con rosca en ambos lados y ligado a una batería con dos cables. El responsable del operativo fue el comisario mayor y jefe departamental de Almirante Brown, Fernando Arrubia.

Pocos minutos después de la detonación, un par de empleados registraron en video las secuelas de la misma en la playa de distribución y subieron el material audiovisual a las redes sociales.